21.7.17

Quise preguntar en dónde habías estado antes, de dónde saliste, quién te hizo sentir así. Pero
mi parte curiosa del pasado murió junto con tantas otras partes hace varias noches atrás. 
De todos modos -pensé- no me sirve saber por dónde viniste, sino que hayas llegado.
 Sólo te pregunté cómo estabas. Dijiste bien, feliz de verte.
Y eso bastaba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te leo atentamente