22.1.16

José de Sousa Saramago escribió una vez que "siempre acabamos llegando a donde nos esperan". Y otra vez, alguna persona, me escribió que era muy torpe de mi parte amar y esperar. Saramago ganó el Premio Nobel de Literatura en 1998, y la otra persona no recuerdo quién es. Pero más allá de eso, Saramago escribía porque sentía y sentía porque elegía sentir, como una decisión inteligente. En cuanto a la otra persona, la hubiera recordado si alguna vez me hubiera dicho que amó, que lloró y que espera volver a amar. Entonces elijo esperar a que llegues a donde te estoy esperando. Porque no soy una mente brillante, pero a veces tomo decisiones inteligentes.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te leo atentamente