12.1.16

El amor no es difícil - dijo recostandose por séptima vez en el día - Difícil es dejar de amar. Dejar de extrañar. Es como sacarse todo el abrigo de encima, este amor... ¿En dónde lo pongo? ¿Sobre qué mueble te sirve? ¿Y las historias que no llegué a escribir? ese fue el problema. No llegué. Ahora andan sueltas por toda la casa como fantasmas, burlándose de mi. Y creeme amor, no hay peor infierno que recordar en detalle el beso, que nunca fue.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te leo atentamente