26.12.15

A lo que vos llamas superación, yo lo llamo cobardía. Cobarde es caminar con los ojos cerrados teniendo la posibilidad de abrirlos. Es respirar con la boca, en lugar de la nariz. Es escapar, es tenerle miedo al miedo. Es autoconvencerse de que acá no pasó nada, de que nada te hice sentir, de que te da igual un beso que un apretón de manos. Eso es ser cobarde. Mentirse. Ponerse guantes para tocar y pretender acariciar lo mismo. Creer ilusamente que las cosas se van a resolver mirando hacia otro lado y volviendo a mirar eso que está roto, para ver si pasó esa estúpida magia que arregla todo. Y no. La magia no funciona con los cobardes.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te leo atentamente