8.11.15

Como la necesidad de enderezar un cuadro que está torcido, como quedarse dormido después de muchas horas sin dormir, como estirar el cuerpo después de mucho tiempo de estar sentado. Así quiero que me quieras. Inevitablemente. Como dar un beso con ganas de besar o abrazar con ganas de abrazar. Todavía no tengo estrategias, pero un día, sin que te des cuenta, vas a estar sentado afuera en algún lugar, vas a mirar el cielo y no va a importar si estas solo o acompañado, voy a lograr que quieras tenerme sentada a tu lado. Porque quiero que me quieras en esos momentos en que pensas que nada podría hacerlo mejor. Porque quiero que me quieras para que te quieras un poco más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te leo atentamente