15.9.15

En otro momento no me habría parado a mirarlas, pero eran intensas y llamativas de una manera que no puedo explicarlo, más para mi, que no estoy enamorada de las flores. Eran perfectas como muy pocas cosas que conozco. Como nada, en realidad. Se ve que también le llamó la atención mi atención. "Es una flor sin perfume" me dijo, "Las hicieron así para que gusten, no para que hagan sentir. Hoy en día, muchas mujeres son como estas flores... Las tocas, y son de papel. Las hicieron así... para que nos gusten."