23.3.15

Es mujer y puede borrar tus mensajes, pero nunca va a olvidar lo que le escribiste. Puede dejar de hablarte, pero nunca va a olvidar tu voz. Puede dejar de abrazarte, pero nunca va a olvidar tu perfume. Es mujer y tiene ganas de besarte como nunca te habían besado al mismo tiempo que prefiere ahorcarte hasta verte azul. Puede quererte tres días sí y dos días no. Puede que cuando creas que la estás entendiendo y cerrando una idea, te cambie el panorama completamente otra vez. Puede dolerle pero no va a llorar. Puede sentirlo pero no lo va a decir. Puede preocuparse pero no lo va a demostrar. Puede porque es mujer y sabe que sos el punto que complica su existencia, pero también sabe que tus manos alrededor de su cintura son los mejores antidepresivos que un médico jamás le podría recetar. Pero por alguna razón, a las mujeres les encanta acariciar el cuchillo que les causó dolor y suelen tirar los peluches que ocupan demasiado lugar.