27.12.12


Hablar hasta el amanecer, sueño de un verano caluroso. Seguro te voy a llamar, dentro de un año o un siglo.
Nadie por quien llorar más. Nadie con quien quedar como ilusa. No quiero a nadie más y todo a la mierda, sobre todo los besos. Los que te di y los que te quería dar.