30.8.12

Después de la pelea estuvo pensando todo el día en ella.
En lo tierno que son sus ojos cuando sonríe.
En el lunar que tiene, que nadie nota.
En lo lindo que se ve cuando está dormida.

Después de detenerse a pensar en ella,
levantó la mano,
subió al colectivo.
Pidió dos boletos,
pero de repente
se encontró
con que iba solo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Te leo atentamente