8.7.12


No grité, hablé en voz baja.
No mentí, te susurré al oído aquellas palabras que no te había dicho nunca.
No hiciste mal, recordé como eran todos los capítulos de la historia.
No fue un error, fue una experiencia.
No me querías a mi, querías a todas.

No, no escuché al narrador del cuento decir "y fueron felices por siempre". Sí, había un final, no era feliz. Sí, no nos quedaron más páginas, no tenemos más tinta, ya se me agotaron las ideas, ya no ideo situaciones, los actores ya no quieren cumplir con su papel, me alcanza solo para un punto y aparte.

Un punto y aparte y mucha suerte.