20.12.11

Te invito a que me enamores y me hagas creer que todavía existe el amor.
Que pueda sentir otra vez ese tipo de sensaciones raras y que respirar ya no me duela tanto. 

No sos precisamente el príncipe azul que todas buscan, pero digamos que yo tampoco soy la princesa de cabello largo que espera a que la rescates.