18.12.11


Cuando en la mañana me haya ido no tendrás mío ni un recuerdo, sólo un hueco en la almohada donde meter tu olvido;
nadarás en nombres y pasarás sobre el mío como quien anda un camino tantas veces recorrido.