26.11.11

Lo ridículo es que me hayas prometido un beso bajo la lluvia.
Lo patético es que después de los días de calor, siempre espero la tormenta.

Lo triste es saber que nunca me lo vas a dar.
Lo decepcionante es saber que rompiste tu promesa.